Primeras impresiones

9 10 2008

Cortesía de Pablo, ahí tenéis una imagen de mi mayordomo. Sí, sí, el de la derecha. La pelusa inmensa que amenaza al pobre monigote vestido de rojo, que podría ser yo. O los chinos que viven conmigo. O mi otro compañero, el alemán, y por eso nunca más le hemos vuelto a ver… se lo ha comido la pelusa!!

Vaaaale, sí, mi piso está sucio. Me aseguran que aprenderé a vivir en la mierda, pero de momento prefiero combatirla. No se deja, ¿eh? No sé cuánto tiempo de permanencia parece haberle dado la autoridad suficiente como para resistirse a ser recogida por una escoba… en fin, bromas aparte, todo ha salido perfecto.

Mi buddy estaba para recogernos, hablaba un español perfecto, para mi sorpresa y para alegría de la otra chica a la que recogía, y es un tipo bastante amable. Llegamos al piso sin grandes complicaciones, porque sólo había que coger un S-Bahn, y a unas pocas paradas está el campus. Era tarde, eso sí, y más siendo Alemania… un borracho bastante autoritario nos exigió que le dejásemos llevar las maletas… para que veáis, que hasta cuando van borrachos como cubas son perfectamente educados xD

Como creo haber comentado, mi buddy había cogido el edredón, almohada y sábanas que vende el Hausmeister, con lo que no tuve problemas, tal cual llegué me eché a dormir. A la mañana siguiente me esperaba la burocracia con los brazos abiertos, había que ir al IZ, al ayuntamiento a registrarse para que nos diesen el primer StudiTicket (abono transporte) gratis, a la universidad a inscribirse, a conseguir un móvil, a hacer la compra, contratar internet, firmar el contrato de la casa… por supuesto, no dio tiempo a todo, y nos conformamos con hacer un par de cosas y comprar comida, porque el día siguiente era fiesta y después finde, y tres días sin comer se nos hacía muy cuesta arriba!

Tras papeleos varios, fuimos a la Volksfest (la fiesta de la cerveza de aquí), y aunque en desventaja, porque casi todos los que iban conmigo eran veteranos y se sabían todas las canciones, ya he pedido el famoso CD recopilatorio de la borrachera alemana para aprendérmelas y cantarlas en la próxima edición, que, si no me equivoco, es en primavera.

Al día siguiente, limpieza de habitación, colocación de todas las cosas heredadas de Javinho y que tenía Antonio (gracias a ambos!) y limpieza de frigorífico para quitar las algas verdes y malolientes pegadas al fondo, bajo una espesísima capa de nieve. Todo muy hogareño, como veis. En el fondo tengo un poco de madera de ama de casa, porque he conseguido incluso hacer la compra en alemán, que tiene sus complicaciones, no creáis. En una clase de alemán normal te enseñan a decir “tomate” o “agua”. ¿Quién rayos necesita saber lo que es tomate o agua, si se distinguen perfectamente? Noooo, nonono, propongo una reforma! Hay que enseñar a decir “perejil” o “ajo”, porque hechos miguitas y en botecitos, a ver quién es el guapo que los distingue. También es importante los tipos de pescado, y no “Fisch” en general, porque ya sé que son peces congelados, pero… ¿doradas? ¿lubinas? ¿merluzas?

Quiero yo ver a esos editores haciendo una compra con el vocabulario que viene en sus libros… xD





Instalada

8 10 2008

Por fin, tras una dura lucha con todo el sistema burocrático (para el StudiTicket necesitas el carnet de la facultad, para el carnet de la facultad necesitas haber pagado una historia, para pagarla tienes que hacerte una cuenta…) tengo internet!!

Aún estoy terminando de instalarme pero el piso está estupendo, la habitación es grande y en general estoy muy contenta! Daré más detalles en cuanto tenga un rato… es decir, mañana o así xD que ahora me voy de cervecillas