Residencias

19 10 2008

A raíz de una conversación con un chico de la facultad, que me preguntaba un poco por la vida en Stuttgart, he pensado ir dedicando pequeños posts a cada tema, para que a quien pretenda venir le aclare un poco la situación. El primero de esta “serie” es este, sobre las residencias de Stuttgart, y el tema funciona más o menos así:

En Stuttgart, el Studentenwerk es quien gestiona las residencias. Cuando haces la solicitud para la universidad, solicitas también alojamiento rellenando un formulario que te proporciona tu Erasmus Advisor, o al menos así fue en mi caso (si no lo hace, ¡pedidlo!). En principio no te garantizan que te lo vayan a conseguir, pero es rarísimo que no te proporcionen una habitación, de hecho yo aún no conozco a nadie en esa situación. De lo que sí he visto algún caso es de gente a la que la resi le pilla un poco lejos de la uni, donde un poco lejos quiere decir quince minutos o así, así que ya veis que está bastante bien montado.

Las residencias están localizadas en tres puntos de Stuttgart: en el centro de la ciudad, en Möhringen y en el campus de Vaihingen. En general, a gente como los estudiantes de Arquitectura les interesa la del centro, a los Teleco o Informáticos, la de Vaihingen… dependiendo de dónde esté tu Facultad. En mi caso, como es evidente, la que me interesaba era la de Vaihingen, pero en general todas están bastante bien. El único problema, diría yo, es ir de fiesta a Vaihingen si vives en Móhringen, y viceversa, porque aunque durante el día no se tarda mucho, hay que pasar de U-bahn a S-Bahn, y por la noche la comunicación se complica un poco. Los fines de semana hay búhos desde el centro a Vaihingen y a Móhringen, aunque, de nuevo, la comunicación entre esos dos puntos es complicada, y entre semana la única opción es un taxi.

La persona que controla una residencia se llama “Hausmeister”, y al parecer la palabrita da no poco juego a los frikis que vienen a parar aquí. El caso es que el personaje en cuestión es con quien tienes que arreglar el tema del contrato, y generalmente te proporciona productos de limpieza y a veces papel higiénico, dependiendo de la residencia.

Bueno, pero ¿cómo son esas residencias? Sobre las del centro no puedo deciros mucho, porque yo no vivo allí ni conozco a ninguno de sus habitantes. Lo que sí está claro es que es la más conveniente para la fiesta del finde por razones evidentes: Stuttgart es pequeñita y te puedes volver andandito a casa, pero no sé más.

Las de Möhringen sí las he visitado, y aparte del problema de que no le vienen bien a nadie, en el sentido de que no hay facultades allí cerca, la comunicación vía U-Bahn y S-Bahn es perfecta, porque además aquí los trenes son muy puntuales y con mirar un poco los horarios en la web llegas a cualquier sitio con bastante rapidez. Tienen la forma de habitaciones individuales, y baño y cocina compartidos con los de tu planta. Normalmente esto quiere decir que cada cierto tiempo aparece una señora de la limpieza, aunque también implica que te hacen revisiones de la cocina y baño y si no están todo lo limpios que al Hausmeister le gustaría, te pone una bonita hoja en la que te lo comenta.

Donde yo vivo, en Vaihingen, hay varias residencias: Straussäcker, Allmandring y Pfaffenhof. Hay dos posibilidades, o bien el formato habitación propia y baño y cocina compartidos con otros diez o doce, más o menos, o casas compartidas de entre dos y seis personas. Las dos “Pfaffen” y algunas de Allmandring son habitación propia y cocina y baño con los de tu planta/edificio, mientras que las que quedan de Allmandring y las tres de Straussäcker son casas compartidas. En principio, las preferibles son Straussäcker I y II, que son casitas pequeñas generalmente reservadas a alemanes, aunque hay bastante gente de otros sitios también, pero la verdad es que yo no vivo en ellas y estoy encantada. Esto de tardar cinco minutos a pata a la uni es que sienta de bien…

Mi opinión general: lo mismo da habitación que piso, al final todo lo hacen los compañeros. Es verdad que si tienes cuatro en lugar de doce tienes menos posibilidades de que entre un cerdo, pero en general la casa hace más bien poco, yo he visto cocinas de Pfaffen impecables y alguna de Straussäcker que no sabías si coger zapatos especiales para entrar. En principio creo que puedes especificar tus prioridades, pero ya digo que, aparte de la localización, lo esencial va a ser tener suerte con los compañeros… ¡¡la convivencia es dura!!

[Imagen sacada de http://www.edutic.ua.es]

Anuncios




Tenemos casita

14 09 2008

¡Por fin! Aunque ya nos avisaron que los alemanes para esto del alojamiento son muy tardones, no pude evitar acabar poniéndome nerviosa, porque cuando mandas todos los papeles fuera de plazo y aún encima resulta que los alemanes no te garantizan alojamiento, sino que “intentarán buscarlo”, la cosa se complica.

Finalmente me encuentro alojada en Straussäcker (que no se escribe así, pero no tengo ni idea de dónde está la letra alemana que me falta), es decir, un pisito de dos o cuatro personas que pinta bastante bien, a juzgar por los comentarios de la gente que conozco y que vive en las residencias de Stuttgart. Claro, aún queda tener suerte con los compañeros de piso, pero siendo pocos es más fácil convivir, digo yo… como dice Antonio, cruzaremos los dedos y “unos buenos compañeros de piso, y apañao“.

La diversión no se acaba, porque ya he cogido mi vuelo, y llego aaaaa… las once de la noche a Stuttgart. Seguramente teniendo vuelo y alojamiento, ya no debería haber más problemas, pero el caso es que necesito coger las llaves para entrar en el piso, y a esas horas sin Hausmeister está difícil el tema. ¿Solución? Un buddy, es decir, un amable estudiante alemán que recoge tus llaves y va a buscarte al aeropuerto, te deja en tu casita y te ayuda con los papeles. Pero no, porque en estos países ya se sabe que los autóctonos se acuestan más bien prontito, nada que ver con los madriles, así que el Welcoming Service, que así se llama, tiene un horario limitado que, desde luego, no incluye ni de broma las once de la noche. De todos modos he escrito a los responsables (otra vez fuera de plazo…) para ver si sería posible pedirlo, en vista de que otros años los españoles que han llegado a esas horas intempestivas para un alemán han tenido acompañante.

Así que toca esperar respuesta otra vez, aunque ya con toda la suerte con la casa y demás, no sé si aún puedo pedir más… veremos qué pasa.





Presupuesto

20 04 2008

http://lamenteociosa.blogspot.com/2007/12/tutto-inclinare.html

En vista de la cantidad de gente que llega al blog buscando una orientación sobre el precio de la vida en Stuttgart, voy a hacer una pequeña aproximación. Vaaaaale, no es que entre mucha gente buscando eso digamos, en frecuencias absolutas, pero lo que viene a ser en porcentaje… ¡¡son un montón!! Así que vamos al lío:

Los puntos más importantes son el alojamiento, transporte, comida, posibles extras hogareños, universidad y ocio. Ya comenté anteriormente los precios (orientativos) de todas estas cositas, pero hagamos un pequeño repaso, para poner a los rezagados al día:

  • alojamiento: entre 250 y 290 mensuales. Además incluyen internet por unos 10 euros más al mes, y sin dolores de cabeza sobre cuentas en el banco, contrato con una compañía… nada. Como todo es de la Universidad y está allí en el campus, todo lo que tienen que hacer es “habilitar” el funcionamiento de la clavija de línea, y ahí terminan tus problemas (es por cable, aunque andan estudiando una posible wifi). Así que entre 260 y 300 mensuales alojamiento e internet.
  • transporte: esto ya depende un poco de los viajes que tenga uno pensado hacer. Si entre semana hasta las 18.00 no tienes pensado moverte en transporte público, perfecto, con el carnet de estudiante (ojo, que tiene que ser el que te proporciona la univerdad de allí) no vas a tener problema, a partir de esa hora y el fin de semana no pagas. Si prefieres comprarlo, por precaución, son 160 euros semestrales, así que dividiendo unos 27 euros mensuales.
  • universidad: en principio el pago de matrícula es en tu facultad, así que no deberías tener que pagar nada.
  • comida: variable según la persona. Según me dicen, con 100 – 120 euros la gente se apaña bastante bien. No sé si se incluyen extras del estilo productos de limpieza, higiene y demás, supongo que sí, es como una categoría “supermercado”. Para el que no lo tenga claro, que suponga un poco más.
  • ocio: también demasiado dependiente de la persona y de lo que le guste hacer. Investigaré un poco más sobre cómo está el tema de la fiesta allí, pero básicamente suelen ser fiestas en la resi, así que son relativamente económicas.

Vaya, al final con tantas cosas sin definir no tengo yo muy claro si la gracia va a acabar pareciéndose a la imagen… de todas formas me comentan que se gasta entre 500 y 600 euros cada mes, aunque, también hay que decirlo, me lo cuenta una persona que se considera poco gastadora en lo que a ocio se refiere. Más vale algo orientativo que nada…





La vida en Stuttgart

14 03 2008

Por suerte para mí, cuento con Dani, un chico de la FI que se ha ido a Stuttgart y está ahora allí, y con Willi para recopilar aún más información sobre la que será mi casita durante 18 meses. Por suerte para mí también, ninguno de ellos tiene problemas en someterse a todos mis interrogatorios-paliza, y mira que puedo llegar a ser pesada. Así que preguntando por aquí y por allí, y tras arrancarle a Willi la promesa de ayudarme un poco con la elección de asignaturas, dejando de lado el tema académico la información que tengo es la siguiente:

  • alojamiento: en el campus hay dos posibilidades de alojamiento: un piso compartido o una habitación, compartiendo cocina y baño. Según me cuentan, los españoles tenemos… cierta fama de juerguistas, vaya, así que ser español y que te concedan piso es difícil. Willi me recomendó piso, pero Dani está en habitación y está también tan contento. En cualquier caso, es lo mismo, yo pido alojamiento, así, en general, y ellos me conceden lo que les venga bien. La habitación la limpiaría yo, la cocina y baño va una señora una vez a la semana a darles un repaso (no quiero ni pensar en lo que una panda de juerguistas pueden llegar a hacer en una cocina una semana entera… seguro que al final podrían crecer cocodrilos o algo). Si me tocase piso, por supuesto, la limpieza sería cosa mía y de mis compañeros de piso. El precio en habitación creo que rondaba los 250 al mes, en piso no sé cuánto es.
  • transporte: uno de esos misterios de la ciencia, cómo es posible que los alemanes den tantas facilidades a los estudiantes y aquí en España no haya forma. En Stuttgart hay un abono semestral por unos 160 euros, y al parecer el primero de ellos te lo paga el Ayuntamiento de aquí. En cualquier caso, a los estudiantes no nos compensa, porque a partir de las 18.00 todos los días y los fines de semana el día entero, puedes viajar sólo con tu carnet de estudiantes, sin más. Según me dice Willi, lo malo son los horarios para salir de marcha, pero los españoles y latinoamericanos que ya están allí lo que hacen es coger el último autobús para salir y el primero de la mañana siguiente para volver. Así que no problem xD
  • universidad: tienen una delegación de alumnos que ofrece servicios como recoger a los Erasmus en el aeropuerto, organización de actividades y salidas, para poder conocer gente, y tienen gente muy dispuesta a ayudar. Yo de momento voy a escribir a ver si pueden recomendarme asignaturas, Willi tiene un par de amigos allí a los que les tira más el hardware, quizá ellos puedan orientarme un poco con respecto a profesores y dificultad.

De momento no sé más, pero el panorama no tiene mala pinta.

AVISO PARA FUTUROS VISITANTES: No hay problema en meteros en mi habitación o piso, en este último caso consultando con mis compañeros, pero no suelen poner trabas. Así que empaquetad los sacos de dormir… =)

Edit (24/03/2008) : evidentemente, el transporte no te lo paga el Ayuntamiento de aquí, sino el de allí, el de Stuttgart. Debía yo de andar muy ilusionada pensando que realmente es posible que en algunos sitios las cosas funcionen un poco mejor y quise extrapolarlo a aquí. O sería que ya estaba yo de vacaciones, o algo.